.Wordketing

Los algoritmos son justos: Visibilizan más al que mejor lo hace.

No hay atajos, trucos, ni inventos. El precio a pagar es demasiado alto.

¿La mejor receta para empezar a ser visible?

Estrategia, buen contenido y mejores prácticas.

Es hora de hacer las cosas bien.

¿QUÉ NECESITAS?

Investigación y análisis: la estrategia siempre gana

En las citas a ciegas, el éxito es cuestión de suerte.

A la hora de posicionar en la red de búsquedas de Google, ir a ciegas es apostar todo a la suerte.

Para triunfar, la investigación y el análisis son fundamentales.

Primero, hay que detectar las palabras clave en las que se necesita destacar.

Después, hay que analizar qué están haciendo los que aparecen mejor posicionados.

Finalmente, hay que plasmar esas buenas prácticas en un documento estratégico que nos guiará en nuestras decisiones.

Voilá: ya no vamos a ciegas. Sabemos que están buscando, cómo lo buscan y cómo quieren verlo. Estamos listos para enamorarlos.

EL ASPECTO SI IMPORTA

La primera "impresión" es la que se lo queda

El primer resultado que se “imprime” en una búsqueda de Google, acapara más del 50% de los clics. El quinto, apenas recibe un 4% de las visitas.

Aparecer en la segunda página, es casi como no existir.

Google tiene muy en cuenta tu “aspecto” al imprimirte en las primeras páginas.

Toma nota: carga rápida, contenido bien indexado, cero errores, una estructura impecable y una usabilidad que enamore a cualquiera.

Tener un buen aspecto significa tener tu web optimizada (Web Performance Optimization).

Es hora de trabajar tu WPO y conseguir la mejor impresión: la primera.

DALES LO QUE BUSQUEN

La intención es lo que cuenta

No basta con estar los primeros, hay que ser los mejores.

Y ser los mejores significa resolver la intención de búsqueda de tus usuarios.

Han llegado a tu web buscando algo, tu deber es dárselo a través de tu contenido. Un contenido que les ayude y resulte atractivo. Un contenido de alto valor.

Por eso la estrategia de contenidos es clave en tu posicionamiento. Un buen plan de contenidos marcará la diferencia entre aparecer o enamorar a tu audiencia.

Creo que ya tenemos todo lo necesario para una cita, ¿te atreves?